Mafia literaria


Un restaurante céntrico, buen vino, tres deliciosas paellas, abundante cerveza y una pandilla de impresentables aficionados a la literatura. Nada bueno podría salir, si ya lo sabía yo.

Con el nombre de MAFIA LITERARIA nos hemos reunido para no hablar en serio de nada y vaciar algún que otro barril de Estrella de Levante. Convocados quedaron otros literatos de peligrosa pluma que espero que pronto comiencen a hacer sus aportaciones delictivas.

Dejo un enlace al blog que dará cuenta de las perversiones, locuras y novedades de los miembros de la familia. Alertados quedan los incautos internautas de los peligros de la nueva banda de delincuentes literarios. Por si alguno quiere seguir sus correrías aquí dejo el enlace de nuestro blog.







B.S.: Temptation, Tom Waits (recomendamos desde aquí también la versión de Diana Krall)