Benedetti



Rostro de vos

Tengo una soledad
tan concurrida
tan llena de nostalgias
y de rostros de vos
de adioses hace tiempo
y besos bienvenidos
de primeras de cambio
y de último vagón.

Tengo una soledad
tan concurrida
que puedo organizarla
como una procesión
por colores
tamaños
y promesas
por época
por tacto
y por sabor.

Sin temblor de más
me abrazo a tus ausencias
que asisten y me asisten
con mi rostro de vos.

Estoy lleno de sombras
de noches y deseos
de risas y de alguna
maldición.

Mis huéspedes concurren
concurren como sueños
con sus rencores nuevos
su falta de candor
yo les pongo una escoba
tras la puerta
porque quiero estar solo
con mi rostro de vos.

Pero el rostro de vos
mira a otra parte
con sus ojos de amor
que ya no aman
como víveres
que buscan su hambre
miran y miran
y apagan mi jornada.

Las paredes se van
queda la noche
las nostalgias se van
no queda nada.

Ya mi rostro de vos
cierra los ojos
y es una soledad
tan desolada.





4 comentarios:

Rubén Castillo dijo...

He visto por la calle a una metáfora llorando. Algo ha pasado, sin duda. ¿Se habrá muerto un hechicero?

Vulture dijo...

Te has ido ayer Mario y aún creo que me voy a cruzar contigo, 'A la izquierda del roble', mirando como un voyeur como los jóvenes se quieren y se desquieren sobre el cesped de una ciudad que son todas las ciudades que visitaste y donde no te vi jamás...Por eso, sé que no bastarán las mejores/enredaderas del verano/para cubrir el muro/de mis lamentos...Día triste Marta...Un saludo

LA PALABRA INVISIBLE dijo...

Son momentos difíciles y tristes los que estamos pasando los amantes de la poesía.
Es la primera vez que paso por aquí y no será la última, te invito a mi rincón Marta, serás bien recibida.
Un abrazo

Benjamín Amo dijo...

Marta, un placer haber tropezado con este rincón donde aprender a silbar. Enhorabuena por tus exitos y que sean sólo el principio. Aquí tienes a otro murciano dedicado a la prosa.

Un saludo,
Benjamín.
www.benjaminamo.es