Compra lentejas

Murcia. Verano de 2007.
14:28 del mediodía. Llego a casa y a pesar del calor me apetece un buen plato de lentejas. Preparo zanahorias, patatas, choricito, cebollita, laurel y especias varias en una olla. Cuando empieza a hervir descubro que tenía que haber comprado antes lentejas. ¿Y qué hago ahora? Al fondo de un armario entre latas de atún y una harina de maíz regalo de Mihaela dislumbro una bolsa de cuscús. Cojonudo. Añado cúrcuma y comino y comida arreglada.
Ya en la mesa Ru pregunta: "¿Cuscús con patatas? Mmmm... Está rico."
Por suerte he borrado antes de su plato las huellas de laurel.
Un post-it en el frigorífico queda como única prueba del crimen: "Compra lentejas".

5 comentarios:

Rubén dijo...

Doy fe de que las lentejas, aunque invisibles, estaban buenísimas. Un poco sosas, ciertamente, pero ricas.

Marta Zafrilla dijo...

Andaque tendrás queja...
Jajajjaja

Fuensanta dijo...

Contribuyo a vuestra cocina de pareja con una sencilla receta de lentejas. Cocer las lentejas. Rehogarlas con manteca de cerdo en cantidad prudente o con margarina en cantidad menos prudente (por la cosa de la grasa y el colesterol), añadir sal, pimienta y abundante nuez moscada rallada. Punto. Servir con rodajas de tomate fresco y picatostes. Se llaman lentejas a la cubana, pero mi cuñado cubano dice que nanay, que son invento. Ahora, eso sí, que hay que comprar lentejas. O tener un tarro de las susodichas a mano.

Marta Zafrilla dijo...

Probaremos esas lentejas a la cubana a ver qué tal salen.
Y prometo comprar antes las lentejas...

megaviajero dijo...

marta no nos conocemos pero te aseguro q con tus ingredientes y un puñao de mijo sale una comida buenisima...... faltaria un bote de 5 kl. vacio y una cadena de 1,5 m.para colgarla de un baoba joven