Mary & Max



Tarde de película.
Veo anonadada la cinta con actores de plastilina "Mary & MaX" y descubro qué tienen en común una niña australiana y un neoyorkino con síndrome de Asperger. La casualidad hace surgir una profunda amistad por correspondencia entre los dos protagonistas que buscan expresar sus temores y dudas. La estética timburtoniana esconde un guión lleno de humor negro y dudas existenciales. A los dolorosos interrogantes nacidos de la soledad se añaden otros más livianos como si las ovejas encogen cuando llueve, por qué los viejos se ponen los pantalones tan arriba, si a los gansos se les pone la piel de gallina o si un taxista debe pagar al cliente cuando conduce marcha atrás.
Avisados quedáis: no se trata de una obra típica de animación, pero si buscáis originalidad quedaréis satisfechos con esta película.


5 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Me la apunto para un futuro navideño y friolero.

AGB dijo...

Yo también, en la mesa camilla, con el frío que empezamos a añorar. Curiosidad por ver cómo tratan ese síndrome...

AGB dijo...

Yo también, en la mesa camilla y con el frío que empiezo a añorar. Curiosidad por ver cómo tratan ese síndrome...

Gonzalo («Darabuc») dijo...

Yo también la apunto, no tenía noticia de ella.

Rubén dijo...

¿La vemos juntos este fin de semana?