Scrable


Adoro este juego. Es el juego más poético que conozco. No es de extrañar porque en general me gustan todos los juegos de mesa, pero es que encima se me da bien...

El intelect (o scrable) me recuerda a ese momento de trazos transparentes cuando rebuscamos entre las neuronas una palabra por su sonoridad o un nombre que almacenamos en los discos duros caducados de la memoria. Se recolocan las fichas y van saliendo nuevos entes, nuevos significados, nuevos mundos. Una letra sobre otra, una ele saltando una a, una eme montando a una o...

Hoy andaba por una tienda gigante de juguetes (cuyo nombre no diré) intentando malabares con pelotas de Nemo, tocando todos los botones que conectaran cancioncillas chirriantes, babeando ante los legos y explorando casitas de madera. Pero no sé porqué os cuento todo esto si lo que yo quería no era deciros que he encontrado esos patines de los Lunnys que van a volver loca a mi sobrina Mari Carmen, no, lo que yo os quería contar era lo del scrable. HE ENCONTRADO UN SCRABLE EN EUSKERA.

Como estáis leyendo: un intelect para jugar en euskera. Lo extraño es que estaba ahí sonriendo lleno de "kas" en una tienda de Murcia. Y qué queréis que os diga, no sé si es que falté a esa clase de mkt pero me da a mí que resulta una distribución algo extraña para un juego tan localizado. ¿Cómo lo veis? Cuidado que no me meto con el juego sino con la distribución. (Aquí aprovecho para saludar a Ion, Maider, Gorka, Ibón...)

En fin, amigos. Sólo era contaros lo del Euskrable, con k incluida.
En fin, que ya sabéis lo que os toca regalarme para mi próximo cumpleaños: un euskarbel y un feliz sorionak.
Abur!

22 comentarios:

Rubén dijo...

Espero seguir perdiendo contigo durante muchos años, jodía. Será una buena señal

Marta Zafrilla dijo...

Me encanta ganarte, amor.
Una y otra vez.

Anónimo dijo...

Marta, estaría bien que alguna vez dejaras ganar a los demás, poniendo un poco de tu parte, porque al final no querrá jugar nadie contigo, sabiendo de antemano que vas a perder.

mmota

Anónimo dijo...

Si tú no puedes ganarle no es su culpa, marmota.

Raquel dijo...

XDDD, a mí no se me daban mal, estas partidas las jugábamos en familia y nos divertíamos muchísimo. Fue un buen regalo de Reyes de una de mis tías-abuelas.
Un beso.

Clares dijo...

Ese juego ha sido el juego de mesa que hemos jugado Fernando y yo durante años y al final hasta resultaba erótico, o sea, para quien perdía, porque alguna compensación tenía que encontrar... Y no había otra más seductora. Eso sí, lo jugábamos en castellano. Es que aunque en la familia tenemos un navarro de la zona euskaldún, ninguno nos hemos atrevido con esa lengua, ni siquiera el susodicho, que no lo habla, aunque dice que lo entiende más o menos.
Para mí, los juegos en pareja son parte del "juego".
Por cierto, he leído ya tu libro. En breve, comentarios. De momento, me ha emocionado, porque una clave entre mi nieto Marcelo y yo es el juego de la oca. Se parte de la risa el tío cada vez que me gana, y el que gana canta siempre la Marsellesa, porque jugamos con un tablero francés del siglo XIX. Nuestras complicidades. Marcelo tiene nueve años, cercano a los diez.

Marta Zafrilla dijo...

Jajaja!
Me parece desternillante lo de cantar la Marsellesa. Me lo apunto para la próxima.
Por cierto, me llena de curiosidad tu tablero del XIX. ¿Le harás una foto para mí...?
Anda, porfi, porfi...
Un besazo

Clares dijo...

De hecho, Marta, pensaba hacerle una foto para el comentario en mi blog sobre tu libro. Pero te he de decir que es un facsímil, precioso, pero un facsímil, que nos costó una pasta. Las fichas son también imitaciones del original, unos patitos de madera de colores, que nos encantan, pero que últimamente están en serio peligro por la afición que les ha tomado la pequeñaja de veinte meses. Es natural, porque ve que es lo que Marcelo y yo más apreciamos.

Marta Zafrilla dijo...

Patitos de madera... Mmmm
¡Foto, foto...!

Ferlocke dijo...

A mí también me gusta mucho! Anda que no habré pasado noches jugando. pero lo más curioso es que el número de mejores palabras era directamente proporcional a la cantidad de alcohol ingerida...

¿misterios de la vida?

Camille dijo...

Leyéndote me he acordado de que tengo que tener uno por casa, de bolsillo, de esos con las letras magnéticas. Hace siglos que no lo veo, pero era uno de mis juegos favoritos. Aunque más de una vez tuvimos que recurrir al diccionario ja ja

Un Euskrable y en Murcia? Y no has sacado foto? ;)

Gracias por la visita

Marta Zafrilla dijo...

Tengo una foto en el móvil pero no sé cómo sacarla de ahí...
Snif

Camille dijo...

Confieso que yo tampoco, hay un bluetooth de por medio, eso sí..ja ja ja yo es que soy una negada, a mi lo que me gusta es hacer las fotos, pero después la tecnología me sobra..o me falta, no sé cuál sería el término correcto..

Falta de ètica dijo...

vas a preguntar "¿no has abierto otro blog?" cuando es obvio que no ¡se acaba de despedir! es solo para dejar tu url.

falta de ética dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Raquel dijo...

Clares, ¿hermana de Pilar?

Raquel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clares dijo...

Sí, soy la hermana de Pilar, aunque me parece que a ella no le gusta que se sepa. Es que voy fatal en el ranking. Jajajaja... A mí, sin embargo, me encanta decir que es mi hermana. Es lo que pasa. Por favor, no le digáis que os lo he dicho, que la quiero mucho y no me gustaría que se enfadara. Más.
Por supuesto, esto es una broma entre hermanas, no os lo toméis en serio.

Raquel dijo...

F. Clares, veo que en vuestro caso el talento es cosa de familia. Aunque aún no me he arrancado a hacer comentarios, visito ya tus blogs. Mi enhorabuena, son estupendos.

Clares dijo...

Gracias, Raquel, por equipararme con mi hermana Pilar, que es mucho más lista que yo. Pero, chica, aquí hablemos del talento de Marta, que es el de verdad. Un abrazo a todos los blogeros de por aquí y de por allí.

Clares dijo...

Varios mensajes.
1.- Si alguien encontrara por ahí, donde sea, un scrable de lujo, con letras grandes y un enorme tablero, que me indique el lugar si hace el favor. A veces los he visto en películas americanas, tienen las letras en un cesto y son encajables. Llevo buscándolo varios años.
2.- Marta, tu libro me parece precioso. No he podido aún escribir todas las impresiones, porque hemos tenido a mi madre operada de cataratas esta semana. El lunes seguro subo el comentario y la foto del tablero con el que jugammos mi nieto y yo a la oca. Lo he recomendado como lectura de recuperación para un taller. No he querido hacerlo a los demás cursos, porque me lo reservo para el curso, cuando sea algo más general. Lo pondremos al menos el curso que viene en dos niveles de la ESO, creo que en segundo y tercero.

Raquel dijo...

¿Ya está a la venta? ¿Se puede comprar por internet? Aunque imagino que lo tedrán aquí en las librerías, me daré una vueltecilla para buscarlo, ya estoy deseando tenerlo.